EL PODER DEL HOY, EL TIEMPO PRESENTE

IMG_5617

Fragmento del libro “Los ciclos del alma” de Sharon M. Koenig

“EL TESORO MÁS GRANDE DEL MUNDO

Desde hoy puedes elegir disfrutar todos los momentos de tu existencia, no permitir que un segundo más se escape de tu vida. Puedes abrir los ojos y vivir este momento aparentemente ordinario e imperfecto, pero donde se encuentra escondido el más grande de los tesoros. Un tesoro insustituible, único, original, que es más valioso que todos los diamantes del planeta. Tan valioso como la vida misma, irreemplazable, sin garantías, siempre sorpresivo, el cual no puedes reconocer porque es pequeñísimo, simple, rutinario, minúsculo… casi imperceptible.

No lo puedes comprar con todo el oro del mundo, y si lo perdieras, jamás lo podrías recuperar, porque cuando tratas de retenerlo, se desvanece. Es enemigo del tiempo, pero amigo de la eternidad. Es enemigo de los que están dormidos, pero amigo de los que están despiertos.

A veces el tesoro viene disfrazado de cansancio, aburrimiento y hastío; otras se esconde entre el pasar de una mariposa, y entre la sonrisa de un niño, entre el sabor de un dulce de fresa y el amargo de una despedida, entre una brisa cálida, y una lluvia fría, entre los gemidos de un recién nacido, y los lamentos de un anciano; entre el eco de una carcajada y en la soledad de una simple lágrima.

Este tesoro es el más preciado de todos los regalos que Dios te ha dado, pero está escondido en un lugar insospechado… reposa como una paloma fugaz entre tus manos… se te escapa como el agua a través de los dedos… constantemente. Una vez se va, ya no regresa… y cuando se ha ido ya no puede reponerse.

A veces se añora, a veces se olvida. Este tesoro es el más valioso de todas las posesiones del universo, sin embargo muy pocos lo reconocen y mucho menos lo aprecian en el momento que les llega.

Ese tesoro es: El Ahora”

“Cuando se entrega a lo que es y así se vuelve completamente presente, el pasado deja de tener poder alguno. No lo necesita ya. La presencia es la clave. El Ahora es la clave”.

Eckhart Tolle

Hoy, ahora, el presente es lo único que tenemos. No existe en nuestra vida un tiempo en que no sea “ahora”, el pasado ya pasó, y lo que podemos es aprender de él, y el futuro es incierto, todavía no llega, y cuando llega, ya se convierte en “Hoy”, y vamos creando nuestro futuro en el ahora, con las decisiones que tomamos.

Para poder estar conscientes y presentes a nuestro “ahora”, debemos ser testigos y estar presentes a nuestra experiencia interior. Ser testigos de nuestro espacio interior que incluye: las emociones, las sensaciones, los sentimientos, pensamientos, las imágenes, las ideas, y de todo el movimiento interno que se da en ese espacio que es sólo nuestro. 

Si logramos estar presentes a nuestra experiencia interior, estamos en contacto con nosotros mismos, y si estamos presentes a nosotros, esto nos permite poder relacionarnos con el otro y conectarnos con las experiencias de los demás.

En el libro Buscando la Vida, de Merardo Arriola, dice que la presencia -estar presente- es esa mirada que indica que estamos conectados con nosotros mismos y con nuestra experiencia de ruptura. Esta mirada está caracterizada por su conexión con la realidad, pero sobre todo, por el deseo de no estar sometido a una realidad sin salida. Es esta la mirada que llamamos presencia. Estamos y nos sentimos realmente presentes; no hacemos, estando distraídos, actos de presencia. Bajo esa mirada, las situaciones dolorosas o gozosas existen de una manera muy presente, pero también de una manera muy urgente, que exige, por lo menos, la perspectiva de acciones posibles para tratar de enfrentarlas.

R. Taschereau (1996) la define de la siguiente manera: La presencia es una atención sostenida a la propia experiencia. Así de simple y así de conciso.

La mayoría de las personas persiguen placeres externos a ellas mismas, buscan las respuestas siempre afuera y en otro tiempo y espacio, algunas esperan que les aparezca una revelación que les dará la respuesta a todas sus preguntas, buscan la libertad, la felicidad afuera, como si cuando obtuvieran algo, allí recién serían libres, o felices, por ej: cuando tenga mi propia empresa seré libre, cuando me case y tenga hijos seré feliz, si me gano la lotería se acabarán todos mis problemas, etc. Este tipo de búsquedas generalmente se generan en personas insatisfechas con ellas mismas, y si por si acaso, consiguen esa satisfacción afuera, ese estado de satisfacción es temporal y efímero.

La condición de esa supuesta satisfacción la estamos proyectando lejos del “ahora”, del momento presente.

Según Eckhart Tolle, en su libro El Poder del Ahora, “esta es la actitud mental inconsciente que crea la ilusión de la salvación en el futuro. La verdadera salvación es un estado liberación del miedo, del sufrimiento, de un estado percibido de carencia y de insuficiencia y por lo tanto de todo deseo, necesidad, codicia y apego. Es la libertad del pensamiento compulsivo, de la negatividad y sobre todo del pasado y el futuro como una necesidad psicológica. Su mente le dice que usted no puede llegar allá desde aquí. tiene que suceder algo o usted tiene que volverse esto o aquello antes de poder ser libre y realizado. Usted ve el tiempo como medio de salvación cuando en realidad es el mayor obstáculo para la salvación. Piensa que usted todavía no está completo o no es suficientemente bueno, pero la verdad es que aquí y ahora es el único punto desde donde usted puede llegar a la salvación. Así que no hay un camino único a la salvación o a la realización, sin embargo sólo hay un punto de acceso: el Ahora.

No hay nada que pueda hacer o alcanzar que lo acerque a la realización más de lo que lo está en este momento, Esto puede ser divicil de comprender para una mente acostumbrada a pensar que todo lo que vale la pena está en el futuro. Ni nada de lo que usted hizo o le hicieron en el pasado le impide decir sí a lo que es y enfocar su atención profundamente en el Ahora. No puede hacer esto en el futuro, lo hace ahora o no lo hace”.

Estar presentes es estar iluminado, es estar conscientes, atentos, despiertos, es distinguir quién eres y distinguir quién es el otro. Lo único que existe y lo único real es el tiempo presente. Cuando nos estamos preocupando por el futuro, por lo que pueda llegar a suceder nos estamos perdiendo del presente, cada vez que me preocupo, me voy al futuro, la preocupación no existe en el presente, si algo te preocupa, pues ocúpate.

Para poder salir del estado de inconsciencia o de ausencia, necesitamos vivir y decidir disfrutar del presente, de lo que nos está pasando, disfrutar con todos los sentidos, plenamente, disfrutar de los más pequeños detalles por más insignificantes que parezcan. Cada minuto vale, y nadie nos devuelve el tiempo perdido. Si vivimos el presente, debemos hacerlo de verdad, dejando que las cosas fluyan, aceptando el ritmo y las características de las circunstancias, sin juzgarlas ni intentar cambiarlas, sin miedos y sin preocupaciones. Si te quedas dormido, y si no vives el presente plenamente, el tiempo transcurre y se queda en el olvido.

Hay veces que llegamos a un lugar y no tenemos idea de cómo hemos llegado hasta allí, es porque vivimos dormidos, porque no estamos conectados a nuestra experiencia, a nuestro presente. Cuando te preguntas ¿Cómo has llegado hasta allí? es porque hasta ahora viviste en piloto automático, como extranjero en tu propia vida, como pasajero en el asiento de atrás, dejando que otros conduzcan tu propia vida.

Te hago una invitación:

Reconciliate con tu pasado, con lo que no pudiste conseguir, con todo aquello que no fue como lo planeabas, deja ir todo eso. A partir de hoy no permitas que nadie más conduzca tu vida, vuelve a tomar el mando, a tomar el volante, las riendas porque nunca es tarde para vivir la vida, y la vida es HOY.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s