Una frase que me encontró, una frase que encontré

IMG_7369

Hace mucho tiempo, más o menos, unos 14 años, me vengo encontrando con una idea, con una frase, me vengo encontrando con la frase: “hay luz adentro tuyo”, hace mucho.

La primera vez que me encontré con este mensaje (no muy claro para mí en ese entonces), fue en el 2002, me encontraba realizando una especialización en “Psicoterapia Corporal Integrada”, estábamos realizando un ejercicio que consistía en elegir una imagen de unas tarjetas al azar, y a mí me toco la imagen de una mujer que emanaba luz desde el centro de su corazón para afuera, la consigna era mirar la imagen por unos minutos y anotar todo lo que aquella imagen nos transmitía, lo primero que escribí fue: “Hay luz adentro tuyo”, y después escribí ideas como: todos tenemos adentro nuestro todo lo que necesitamos para ser felices, estamos dotados de una luz que puede iluminar el mundo entero, tú tienes todas las herramientas para salir adelante, para resolver tus conflictos, no busques afuera, busca adentro, adentro están todas las respuestas que estas buscando, etc. Sinceramente, en ese momento, no tenía mucha claridad de lo que escribía, solamente me permitía sentir lo que esa imagen me estaba transmitiendo en ese momento, sin analizarla mucho. Creo que fue obra de mi hemisferio cerebral derecho.

Más adelante, en un viaje que hice a Buenos Aires, me metí a una librería y como siempre me pasa, me perdí en el tiempo y el espacio, buscaba libros diferentes para mis hijos, libros que sean constructivos, que los puedan ayudar a ser mejores personas, a crecer, y fue así, como me encontré con un libro de meditación para niños que se llamaba: “Preludio de estrellas”, empecé a hojearlo y con lo primero que me encontré nuevamente fue con el mensaje de que adentro nuestro hay luz, adentro nuestro hay magia, y este libro iba dando ideas a los padres y educadores de cómo meditar con los niños, cómo conectarles a nuestros hijos con esa maravillosa herramienta, esa hermosa aventura de viajar hacia su interior y saber que ahí se pueden sentir seguros. Encontré tres tomos de la misma autora y compré los tres. Cuando llegué a casa, empecé a practicar esta maravillosa herramienta con mis hijos Paula de 5 años y Nico de 3 años, a la hora de ir a la cama, yo me sentaba entre los dos, y les iba guiando, con ayuda de esos maravillosos libros, a meditar, a aprender que cada vez que tienen miedos, que se sienten tristes, solos, inseguros, o lo que fuera, podrían recurrir a ese espacio que en el libro le llamaba: “el jardín mágico”, que era solo de ellos, que era creado por ellos y en donde nada malo podía sucederles. Aprendieron a conectarse con su respiración, con sus latidos, con su cuerpo en general, y sabían cómo hacer para calmarse, y relajarse.

Esto se convirtió en una rutina para nosotros, y se fue generando un espacio de vínculo entre mis hijos y yo maravilloso, luego nació Enzo, y ni bien fue creciendo ya estaba incorporado en la rutina y me di cuenta que no solo fue una herramienta poderosa para ellos sino que también para mi.

Paralelamente a esto, me empecé a interesar en la metafísica, me compré los libros del Conde Saint Germain, leía todas las noches, parecía que estaba descubriendo conocimientos que secretamente estaban en mi de alguna manera pero yo no sabía, o no era consiente de ello. Gracias a la metafísica esa idea de que “hay luz adentro tuyo” se hacía cada vez más clara. Descubrí que nuestra mente es “creadora” y es la causa de todo lo que pensamos, sentimos y nos sucede. Descubrí que el pasado ya no existe, que lo único que tenemos es el presente y es aquí y ahora donde creamos nuestro futuro. Si tenemos el poder adentro nuestro, si tenemos esa luz, “voluntariamente, por medio de decretos, podemos crear un futuro bueno y luminoso, y pensar que el presente es cada palabra que se pronuncia, cada pensamiento que se emite, y que el futuro está tejido en el presente”. “Tenemos la ventaja de crear un futuro feliz. Entonces, pronuncia palabras luminosas, y que la luz emane de todos ustedes”. Metafísica 4 en 1.

Siguiendo en mi búsqueda de la verdad o de las leyes del universo, me encontré con el famoso libro “el secreto”, donde en la misma línea de pensamiento de los libros de metafísica, nos iba revelando el mismo mensaje, el poder creador de nuestra mente, ese poder de poder ser, hacer y conseguir todo lo que deseamos.

Según la ciencia, en el universo hay leyes, como la ley de la gravedad: todo lo que sube, debe bajar, la ley de de la relatividad que dice que en el universo todo es energía, y también tenemos la “teoría de las cuerdas”, que nos dice que en el universo todo tiene su propia vibración. Y a través de “El secreto” descubrí que una de las leyes más poderosas es la “ley de atracción”, que dice que lo semejante atrae lo semejante, y que todo lo que nos sucede en la vida lo estamos atrayendo, tanto si es algo bueno, o algo malo. Nuevamente el mismo mensaje: “Hay luz adentro nuestro”, tenemos el maravilloso poder de atraer a nuestras vidas lo que queremos.

Siguiendo las señales en mi vida, me encontré con una invitación para participar de un taller llamado PSYCH-K, que no sabía muy bien de qué se trataba pero me interesó la frase que decía: “Es una herramienta para cambiar creencias limitantes a nivel subconsciente”. Desde ese primer taller en el año 2012, mi vida dio un giro, mi forma de ver las cosas, mi manera de trabajar, mi forma de relacionarme con la gente, todo fue cambiando, y se iba haciendo cada vez más fuerte ese mensaje que inició allá por el año 2002, mi vida se volvía más coherente con mi forma de pensar, decidí que a partir de ahora iba a ser la CREADORA de mi propia realidad y así voy transitando por la vida, mucho más consciente, mucho más atenta, mucho más feliz, mucho más conectada con esa luz, y con mucha energía, muchas ganas de esparcir por el mundo ese mensaje.

Quisiera que todo el mundo, que todas las personas puedan descubrir que adentro de ellas hay luz, que ellas tienen el poder, que ellas tienen la varita mágica para pintar su vida de colores, para diseñar y escribir sus historias, para cambiar todo aquello que no les gusta, que les frena, todo aquello que les apaga la luz y les desconecta de ellas mismas.

Mi sueño es que todos y todas nos conectemos a esa luz, desde el AMOR, que todos nos convirtamos en artistas, y desarrollemos el arte de soñar, y empecemos a CREAR nuestras vidas con AMOR.

Les aliento a todos los lectores que se animen a encender esa luz que tienen dentro, estoy segura que si cada persona que existe en este mundo, enciende su luz, el mundo será un lugar más bello, hermoso, lleno de buena energía, de alegría, de arte, luminoso y lleno de AMOR.

3 comentarios en “Una frase que me encontró, una frase que encontré

  1. Hermoso escrito!!! Hola Paty: podrías pasarme tu número de celular por favor. Tenía tu número en otro celular y no pude recuperar. Gracias!!!

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

  2. Hola Paty!!! Me pasarías tu número de celular?? Se quedó en un celular que ya no uso ahora. Gracias.

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s