ZONA DE CONFORT

FullSizeRender¿Qué es? ¿Por qué me cuesta salir? ¿Cómo salir?

Hace unos años escuché por primera vez la famosa frase “zona de confort”, y al comienzo lo primero que me vino a la mente fue una zona cómoda, armoniosa, amena, tranquila, silenciosa, donde nadie te molesta. Con el paso del tiempo fui investigando más sobre esta frase que cada vez se escucha más. La zona de confort es una zona imaginaria en donde nos sentimos “seguros”, no necesariamente es una zona armoniosa, tranquila, cómoda, silenciosa como yo creía, es una zona a la cual estamos acostumbrados, sería la rutina que tenemos hace años, nuestras actividades, nuestros hábitos, el estilo de vida al que estamos acostumbrados, nuestro trabajo, nuestros amigos, nuestra familia, nuestro contexto en general. Es una zona en donde casi no hay cambios, todo se mantiene constante; por más que sea caótico, el caos es una constante, por más que no nos guste o nos estrese nuestro trabajo, al menos es algo constante, por más que no estemos a gusto con nuestra pareja, creemos que más vale malo conocido que bueno por conocer (yo diría más vale bueno por conocer que malo conocido).

Nos mantenemos dentro de esta zona de supuesta comodidad porque es lo que conocemos, lo que sabemos cómo funciona y prácticamente vivimos en “piloto automático”, sin pensar mucho, sin sentir mucho, y generalmente lo que nos frena a salir de esta zona es el MIEDO. El miedo a perder algo, el miedo a fracasar, el miedo al cambio, a perder lo que tenemos, a perder lo que somos, miedo a probar cosas nuevas, en general: miedo al cambio. Entonces elegimos seguir como estamos porque ya sabemos cómo funciona y casi no requiere energía, ni creatividad, simplemente presiono el botón de “piloto automático” y todo sigue normal.  Pero tenemos la creencia por alguna razón de que es peligroso salir.

Hay muchas frases que invitan a salir de esa zona de confort que a mí me encantan:

“Ningún mar en calma hizo experto a un marinero”

“Si no tuvieras miedo, qué harías?”

“La vida comienza donde termina la zona de confort”

“La zona de confort es un hermoso lugar, pero nada crece allí”

Nuestra mente busca la homeostasis o el equilibrio, mínimos cambios, entonces tenemos esa voz interna que nos dice: “para qué buscar algo nuevo, si así estamos bien, ya conocemos, quédate nomas donde estas que ya sabemos cómo funciona, etc”. Esto hace el cerebro para mantener el equilibrio de energía, porque el cambio significa utilizar más energía de la habitual, y la función principal de nuestro cerebro es “ahorrar energía”, el cerebro busca asegurar tu confort y tu estabilidad porque esa es su función principal, no porque te está boicoteando como a veces creemos.

Creo profundamente que la diferencia entre animarse o no a salir de la zona de confort depende casi exclusivamente de las creencias que tenemos con respecto al “cambio”, es decir, el hecho de creer o no creer que podemos cambiar es fundamental para abrir las puertas y salir de la zona de confort.

¿Qué hay afuera de la zona de confort?

También depende de nuestras creencias, hay gente que cree que no vale la pena arriesgar, que es mejor seguir en lo seguro, en lo conocido, porque no sabes cómo te puede ir si decides cambiar, escucho mucho la frase: “la vida es dura” “no es fácil emprender algo nuevo” “es difícil la vida”, etc etc, con estas creencias lo único que estamos fortaleciendo son esas ideas, y atraemos a nuestra vida exactamente lo que pensamos, sentimos y creemos.

Y entonces yo me pregunto: si somos dueños de nuestros pensamientos, sentimientos y creencias, por qué no elegimos pensar siempre en que puede sucedernos lo mejor?, en lugar de preguntarnos: ¿y si algo sale mal?, podemos preguntarnos: ¿y si todo sale bien?, requiere exactamente el mismo esfuerzo pensar en ambas cosas, y la primera pregunta genera ansiedad y estrés, sin embargo la segunda, genera esperanzas, sueños, creatividad. Y como creo que somos los protagonistas de nuestras vidas, podemos decidir qué creer……

 POR FAVOR ELIJAMOS CREER QUE PODEMOS VOLAR EN LUGAR DE CREER QUE PODEMOS CAER.

Es que sólo depende de nosotros, de nadie más, nosotros somos únicos dueños y propietarios de nuestra mente, de nuestros pensamientos, y de nuestras creencias, no importa cómo nos hayan educado, o qué tipo de creencias se hayan instalado en nuestra mente subconsciente, lo importante es darnos cuenta de que somos capaces de elegir.

Nadie sabe qué hay más allá de nuestra zona de confort, pero yo creo que hay “Magia”, que solamente pueden pasar cosas buenas, eso sí, se necesita creatividad, imaginación, muchas ganas, y conocernos, conocer quiénes somos, y a dónde nos queremos ir, para qué y por qué lo queremos, si sabemos eso, nada ni nadie se podrá interponer entre nosotros y nuestras metas, claro que vamos a encontrarnos con obstáculos, pero sólo están allí para enseñarnos algo, para ayudarnos a crecer.

El cambio es desarrollo, es crecimiento. Cuando salimos de la zona de confort estamos expandiendo nuestros límites, nuestras fronteras, estamos rompiendo esa burbuja en la que estamos viviendo, en la cual nos escondemos para que nada cambie. Aunque a veces o la mayoría de las veces esa burbuja nos parezca insoportable y nos quejemos  de todo, seguimos allí por todos los miedos y creencias que se convirtieron en algún momento en hábitos.

¿Cómo salir?

El momento perfecto para salir de la zona de confort es el instante en que nos damos cuenta que ya no estamos a gusto, que nos quejamos demasiado, que no nos sentimos cómodos, o cuando nos damos cuenta de que lo que hacemos no nos gusta, nos resulta un esfuerzo inmenso, no estamos siendo felices, no tenemos motivos para iniciar cada día o estamos al borde del colapso.

Es el momento en que de alguna manera sentimos que no podemos seguir así, que tenemos que hacer algo para mejorar, sentimos que estamos renunciando a vivir, o hipotecando nuestra vida, y si seguimos así estaremos desperdiciando nuestro tiempo.

Salir de la zona, depende exclusivamente de cada uno, y el momento es cuando nos damos cuenta que necesitamos un cambio, y nos disponemos a tomar riesgos para enfrentar el desafío que supone saltar al vacío. Primero es importante estar seguros que queremos cambiar, y luego enfrentar nuestros miedos, eso que nos frena o nos imposibilita saltar, y que nos atan a la zona de confort.

Necesitamos una cuota de confianza en nosotros mismos, y salir a esa zona “mágica” donde pueden ocurrir cosas sorprendentes, donde todo es posible, donde solo nuestra imaginación y el cielo son el límite.

¿Te das cuenta de todo lo que tienes para ganar?

¿Y si eres una persona extremadamente feliz y realizada?

¿Y si llegas mucho más lejos de lo que te habías propuesto?

¿qué tal si puedes volar?

¿Y si no tuvieras miedos qué harías?

Cuando sales de tu zona de confort, y te conectas con tu poder, con tus talentos, con tu creatividad, y empiezas a crear la vida que quieres, todo el universo se pone a trabajar para que consigas tu propósito, todo empieza a fluir, y las cosas que necesitas empiezan a aparecer mágicamente, porque estas conectado a tu centro, a tu esencia, a tu luz, a tu Don.

Atrévete a soñar, a crear nuevos mundos, mundos que antes te parecían imposibles, atrévete a experimentar, a mirar más allá, a mirar diferente, atrévete a quererte, a ser vos mismo, a dejarte querer, a dar sin medidas, sin red de seguridad, atrévete a abrir las puertas y las ventanas a todas las posibilidades que te ayudan a crecer, atrévete a construir el mundo que sueñas para vos y para los demás, atrévete a SER FELIZ, atrévete a VIVIR.

4 comentarios en “ZONA DE CONFORT

  1. Hola Patricia! este post llego a mi vida en el momento justo, hace mucho tiempo estaba posponiendo por no salir de mi zona de confort, por miedo, por no querer comprometerme a iniciar un proyecto sobre un tema que me apasiona! que es la alimentación y el estilo de vida saludable. Infinitas gracias por compartir tus conocimientos y animar a personas como yo a dar ese salto.

    Andrea
    @healthy.andre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s