UN CANTO DE LIBERTAD

 Viaje rutina innovar

“Ahora mismo se dibuja un arcoíris en mi hoja por efecto del sol que entra por mi ventana, lo amo”.

Imagen

Siempre me pregunte ¿qué era la libertad?, ¿cómo sería el día en que me sienta completamente libre?, ¿cuándo la rutina, los deberes, los horarios, dejarían de marcar mi vida?, ¿cuando mi vida pasaría a mis manos?. Parecía fácil de decir pero impracticable en la realidad. Inicié un viaje hacia mi interior hace varios años, con muchas ganas de conectarme, mirarme, descubrirme, observarme, entenderme, y también me sentí siempre atraída por la innovación, por la gente que hace las cosas de forma diferente, la que no se ata a nada ni a nadie, aquella gente que no se deja cegar por las estructuras o manuales de instrucción, amo la gente libre, que piensa, que siente, que vive la vida como si fuera suya, que se apropia de ella, pero siempre las veía como a lo lejos, como algo que todavía no me tocaría a mi, las admiraba. Admiraba los proyectos innovadores, creativos, de esos que te dejan con la boca abierta.

 De a poco, recorriendo mi camino, me fui acercando a todo eso que admiraba o que veía como algo lejano, como el arcoíris que se acercó a mi hoja de cuaderno y la pintó con sus colores en conspiración con el sol que se puso justo ahí en el lugar exacto para regalarme todos los días a la misma hora esa hermosa obra de arte. Ese arcoíris, años atrás, no me hubiera llamado la atención, capaz que ni lo hubiera visto, o lo que es peor, lo hubiese ignorado.

Pero gracias a la libertad que siento, y a la conciencia que he adquirido de todas las pequeñas cosas que pueden cambiar tu día, hoy puedo verlo, puedo saborearlo, puedo sorprenderme una y otra vez, y puedo agradecer.

Levantarme cada día agradeciendo por lo maravilloso que es estar viva, pero no solo estar viva, sino sentirme viva, sentirme libre, sentirme en armonía con mi naturaleza, eso es libertad.

Cuando elijo el rumbo de mi vida, cada día, y me salgo de lo esperado, de la rutina, cuando me hago cargo de la consecuencia de mis elecciones, de mis actos, y soy responsable de mi vida, soy libre.

 Poder conseguir escuchar mi voz interior, y serle fiel, sin contaminarme con las voces y los ruidos externos, eso me hace libre.

Soy libre cuando sigo mis instintos, cuando pinto de colores mi vida, cuando fluyo y me apasiono con lo que hago, cuando lo que hago hace que mi espíritu baile, cuando mis ojos se iluminan y a su vez iluminan otras miradas.

 Este arcoíris en mi cuaderno hoy, es para mí, un canto a la libertad.

(Gracias Maga por despertar en mí todo esto a través de taller hermoso!)

Un comentario en “UN CANTO DE LIBERTAD

  1. Gracias amiga querida por compartir tu luz y por ese arcoiris que se vuela hasta convertirse en una sonrisa en mi rostro… gracias a la vida por sentirte cerca y acercarme a mis sueños. Te quiero amiguita!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s